La única foto auténtica de un Alien vivo!

El 1 de diciembre de 1987 en Ilkey Moor, Yorkshire, Reino Unido, se pudo obtener la fotografía de un ser alienígena vivo. El personaje principal y único testigo de un OVNI y de un extraterrestre es Philip Spencer, un policía británico de excelente reputación.

newspaper

Spencer estaba tomando un paseo a través del páramo, una mañana de diciembre y tenía la esperanza de tomar algunas fotografías de las extrañas luces en el páramo. Él había cargado su cámara con película de una graduación ASA mayor para obtener las mejores imágenes de calidad que podría en las peores condiciones de iluminación, dado que en el lugar además había niebla. Jamás pudo imaginar lo que iba a sucederle.

Spencer llevaba una brújula para ayudar a encontrar su camino en las primeras horas de la mañana antes de la salida de sol.
Estaba tratando de conseguir algunos buenos ángulos para sus fotos, cuando vio a un extraño ser a través de la niebla. El pequeño ser estaba en las laderas del páramo. Spencer apuntó y fotografió a la pequeña criatura. Rápidamente la criatura escapó.

No tuvo miedo a la entidad desconocida en el momento. Corrió hacia el ser y se sorprendió al ver un aparato volador desconocido con una cúpula en la parte superior, el cual se elevó instantáneamente sin darle tiempo a disparar su cámara.

La fotografía que Spencer tomó de la criatura en el páramo es muy borrosa, pero todavía es bastante evidente que hay algún tipo de presencia. El ser mucho se asemeja a los llamados aliens grises. Spencer esperó un tiempo para ver si el OVNI o la criatura alienígena volvían, pero todo estaba en silencio a través del páramo. El caminó hasta el pueblo más cercano para hacer revelar su rollo de fotografías, cuando se dio cuenta de que su brújula apuntaba al sur en lugar de hacia el norte. Al llegar al pueblo, también se dio cuenta de que su reloj estaba una hora atrasado.

La fotografía fué extensamente analizada…

La fotografía la analizó por primera vez un experto en vida silvestre. Llegando a la conclusión de que lo que había en ella no era ningún animal conocido. Se realizó una recreación mejorada de la fotografía original, y se estimó que la criatura era de unos cuatro pies de altura. Un análisis de la fotografía fue hecha por los laboratorios de Kodak en Hemel, Hempstead. Llegaron a la conclusión de que el ser fotografiado formaba parte de la toma original, y que no había sido añadido a la imagen.

Posteriormente la fotografía fue enviado a Estados Unidos para ser mejorada por computadora. Spencer no hizo ningún dinero con su fotografía, y renunció a todos los derechos de la fotografía para investigación OVNI.

La foto de Spencer es la primera de la izquierda, la segunda una versión mejorada, y la tercera más mejorada aún por computadora. Hasta la fecha es la más consistente prueba dado que por aquellos años la tecnología fotográfica requería de mucho conocimiento y no existían los programas actuales que permiten trucar y crear imágenes realísticas.

Leave a Reply