El Espíritu de la Torre D – La Cárcel maldita

Una de las cárceles más escalofriantes del mundo, la cárcel de Estrella en Phoenix, Arizona. Específicamente su sector llamado la Torre D, donde solo se albergan mujeres. Es un sitio descuidado y muy sucio, donde circula una leyenda… Jay Yates, oficial de detención tomó la guardia del turno noche en la penitenciaría en 2009 y fue asignado a la Torre D.

El compañero de guardia de Jay esa noche, el Oficial Brown, quedaba en la sala de control mientras Jay se ofrecía para hacer la primera ronda del turno (cuando las reclusas son contadas). Jay miró desde abajo hacia la ventana de la sala de control y vio lo que parecía un sargento de pie detrás de su compañero. Cuando regresó a la sala de control, le preguntó por el sargento, y Brown dijo que había estado solo todo ese tiempo.
Durante el resto de su turno, Jay experimentó escuchar puertas que se abrían y cerraban por su propia cuenta, el sonido de pasos que se acercaban y fuertes golpes en la puerta de la sala de control cuando era Brown el que hacía la ronda.
A la noche siguiente, Jay tenía como compañero de turno a un tal Simpson, que casi tuvo un ataque de nervios cuando se enteró de que estaba asignado a la Torre D. Murmuraba por lo bajo “Él sabe dónde estoy … él puede vernos … ¡No puedo hacer esto!”

Jay vio a un hombre en uno de los bloques de celdas. Fue tras él, pero su búsqueda fue interrumpida por repentinos gritos de una de los reclusas. Jay llamó a Brown, su compañero de la noche anterior, quien estaba en otro sector, la interna reveló que “el Sargento estaba aquí, y él me dijo que me matara!”
Ahora Jay podía comprender porqué sus compañeros parecían siempre cansados, fatigados, sombríos, temerosos. Y jay comenzó a parecerse a ellos cada vez más.

Otra noche, espués de que algo arrojara una silla contra la ventana de la sala de control mientras Jay estaba dentro, Brown fue atacado por detrás por una fuerza invisible mientras estaba haciendo una revisión de celdas. Un nuevo recluta, el oficial Padilla, exploró todo el bloque de celdas, tratando de encontrar la fuente de una voz masculina… y finalmente se encontró cara a cara con la entidad conocida como El Sargento.

Jay después de tener una visión de una reclusa que se había colgado en la ducha, comenzó a creer que la prisión podría llevarlo a suicidarse.

Después de ver un noticiero sobre el intento de suicidio de Simpson, la esposa de Jay, Marie, hizo algunas investigaciones y encontró que la cárcel de Estrella aparentemente se había llevado a otros oficiales de detención a la locura a lo largo de los años. El Oficial Dean Thomas se declaró culpable de asesinar a su esposa en 2005, con sus amigos alegando que había cambiado completamente después de las guardias en la Torre D en la prisión.

Parecía que no habría escapatoria de la oscuridad después de que Jay viera una figura fantasmal de una mujer en el dormitorio de su casa. Más tarde, Marie lo encontró de pie en el umbral de su casa con ojos sin vida, diciéndole a Marie que estaba “esperando a los reclusos”. Después de este último evento Jay renunció a la cárcel de Estrella, aunque él aún siente que todavía hay una parte de él en ese lugar … una parte que nunca podrá salir…

Leave a Reply