Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Cuentos de Terror: Fantasmas y espiritus

Algunos cuentan que le sucedió a Carlos, otros que a Julio, pero lo cierto que el joven estaba de paso por la discoteca con sus amigos, ve a una chica diferente y solitaria: cabellos rubios y largos, aspecto agradable y una especie de encanto al que era imposible resistirse.
Al sentirse tan atraido y despues de pensarlo un buen rato decide hablar con ella.
A los pocos minutos estan hablando como si se conocieran de toda la vida, pero lo que mas le sorprende, es que a cada minuto que pasa se siente aun mas atraido.Cuando llega la hora de irse se ofrece a acompañarla a su casa, y ella no dice nada, solo sonrie, por el camino ella tiene frio, y Sergio no puede negarse a prestarle su chaqueta.

Cuando llegan al portal de casa de la chica , no puede aguantar mas y le da el beso mas tierno y sincero que se pueda imaginar. Despues de esto le propone quedar para el dia siguiente, y ella le dice que lo siente, pero que no podra ser. El intenta buscar una y mil excusas para verla al dia siguiente, pero sin resultado lo unico que dice es que ya se pondra en contacto con el y que pase lo que pase nunca le olvidara.
A la mañana siguiente Carlos va a su casa, ya que le habia dejado su chaqueta y deseaba recuperarla, aunque lo que mas queria era un motivo para volver a ver a la chica de quien se habia enamorado.
al llamar a la puerta, le abre una mujer mayor. y le pregunta:

-¿Esta aqui…una chica alta rubia? Es que ayer la conoci…
-¿quien dices?- le responde.
-Es que soy un amigo suyo y ayer le preste mi chaqueta, y venia a que me la devolviera.
-Perdona, chico pero creo que estas equivocado. La unica persona mas cercana que conozco que vivia aca es mi nieta, pero fallecio hace dos años en un accidente de transito.
Carlos no puede creer lo que ha escuchado, e intenta aclarar el tema.
-Señora, eso es imposible porque ayer mismo, como ya le he dicho antes, yo estuve con su nieta y le preste mi chaqueta.
La mujer, ya desesperada, le enseña una foto y le dice:
-¿Esta es la chica de ayer?
-¡si, es ella!-dice Carlos asombrado.

-Pues si aun no estas convencido, ve al cementerio y encontraras la lapida y tumba de mi querida nieta.
Carlos, seguro de que todo se trata de una broma pesada le hace caso y coge el camino al cementerio. Horas mas tarde cuando llega no puede creer lo que ven sus ojos: escalofrios , la lapida de ella… y encima… ¡su chaqueta!
Esta historia ha sido vivida por varias personas, en la discoteca Androides, en Talavera de la Reina, España, discoteca de la que se cuentan muchas historias escalofriantes, como que de sus paredes ha llegado a manar sangre.

Leave a Reply