Seres mitologicos: los ogros

Los ogros son criaturas horrendas aunque con forma humanoide de la mitología de muchos países y suelen aparecer en cuentos populares en los que se alimentan de personas, especialmente de niños y niñas. Estéticamente suelen representarse con una cabeza enorme, mucho pelo o sin él, abundante barba en ocasiones, y un cuerpo fornido con una gran y abultada panza. Desprenden un horrible olor y suelen morar en bosques y cuevas, producen escalofrio cuando salen para buscar alimento.


En la literatura fantástica actual y otros medios suele ser representado como una especie orco gigante. De hecho, la palabra Ogro proviene del francés, seguramente derivado del latín, Orcus, usada por primera por autores franceses en alguna historia fantástica, e incluso, directamente Ogro es orco en italiano.

En las leyendas del Norte de Europa, los ogros eran una raza de humanoides enormes, fieros y antropófagos que comían niños especialmente, aunque también se les describía como tímidos y cobardes, con escasa inteligencia, lo que los hacía fáciles de derrotar. A veces también se les atribuía la capacidad de cambiar de forma a voluntad, convirtiéndose en animales u objetos, y se decía que solían habitar lujosos palacios o castillos, a veces bajo tierra.
En los países nórdicos y escandinavos no utilizan la palabra Ogro, pues ellos tienen a los Trolls, que representan este mismo rol en los cuentos de hadas. Los trolls viven en montañas o castillejos lejos, en lo más recóndito del bosque, donde guardan grandes tesoros.

Igualmente existen gran variedad de representaciones o homólogos a los Ogros en las diferentes culturas del mundo. En japón tienen a los oni, criaturas similares a los ogros, que podían ser de colores diversos como rojo, amarillo, azul… con cuernos y armados con bastones de hierro. En la mitología pigmea se incluye a los Negoogunogumbar, ogros devoradores de niños. En la antigua cultura musulmana, el ogro es también un vampiro. En Cantabria existe el Ojáncano, un ogro cíclope que, aunque no come personas, es una criatura de extrema maldad. En las tradiciones tribales de los indios norteamericanos aparecen gigantes devoradores de hombres como el Wendigo.
Aunque pongamos en duda su existencia, todas las culturas los reconocen bajo diferenres nombres.

Leave a Reply