IT El Payaso asesino

el payaso asesino

JOHN WAYNE GACY, “Pogo el payaso“, un terrible asesino serial que inspiró la novela IT de Stephen King. Su recuerdo aún produce escalofrios en la memoria de quienes supieron los hechos.

La rejilla del baño delató el secreto. El olor era nauseabundo. Los policías revisaron el lugar y hallaron tres cuerpos en estado de descomposición. Inmediatamente, John Wayne Gacy, más conocido como “Pogo, el payaso asesino”, fue arrestado. Pero lo peor estaba en el sótano: enterrados. la Policía encontró veinticuatro cuerpos más. Después hallaron otras seis víctimas cerca del río Des Plaines, en Chicago. Los cadáveres tenían una soga al cuello o su ropa interior metida en la garganta.
A finales de 1978, la madre de uno de los desaparecidos denunció que horas antes su hijo la había llamado por teléfono para decirle que John Gacy le había ofrecido trabajo.
Gacy era contratista de la construcción y viajaba por los Estados Unidos arreglando edificios. Entre sus vecinos era muy popular porque se vestía de payaso para alegrar a los chicos en los hospitales y fiestas patrias. Le decían El payaso Pogo pero no era otra cosa que un brutal asesino serial.


Incluso llegó a actuar para la entonces primera dama de los Estados Unidos, Rosalyn Carter.
El juicio que le hicieron duró seis semanas; le dieron 21 cadenas perpetuas y 12 penas de muerte. A pesar de eso, Gacy nunca se arrepintió de los asesinatos que cometió entre 1972 y 1978.
En su defensa argumentó que sus víctimas no merecían respeto porque eran “despreciables o inútiles vagabundos”.
Se reconocía como un exitoso hombre de negocios. Nació en Chicago en 1942. Fue gerente de un restorán hasta que en 1968 lo arrestaron por un delito. Su víctima lo denunció y como venganza contrató a otro muchacho al que asesinó. Fue a la cárcel.
En 1971, quedó en libertad y su mujer le pidió el divorcio. Gacy se fue a Illinois y volvió a casarse. Pero su nuevo matrimonio también terminó en fracaso.
Durante su condena se dedicó a la pintura naïf. Consiguió reconocimiento y sus obras (eran todas de temática circense) llegaron a cotizarse en 300.000 dólares.
El payaso asesino, fue uno de los criminales seriales más famosos de los Estados Unidos. En 1994 lo ejecutaron por los asesinatos probados de 33 hombres, un número que ningún otro asesino serial igualó. Pero los investigadores aún creen que la lista de víctimas puede ser mayor.


Puedes enviar un comentario, o trackback.

Enviar un comentario

You must be logged in to post a comment.


Mensaje en la Piedra